miércoles, 17 de julio de 2013

Tatuajes

TATUAJES

(Todos los derechos reservados) 

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


El tatuaje es el arte de la posmodernidad.

Como las ilusiones colectivas se evaporaron, ya sólo quedan las individuales que se imprimen en la piel.

El ser humano le disputa a la Naturaleza el monopolio del gusto de tatuarse, al inyectarse tinta en su piel con formas aún más caprichosas y ocurrentes, sólo que para su desgracia éstas no tienen vida propia aún.

¿Qué es un tatuaje sino la fotografía del inconsciente o el registro de la historia sobre la piel sin el empleo de películas, cámaras o revelados, sino solamente de aguja, tinta e imaginación?

El tatuaje es la apropiación más individual del arte: es la única forma inventada hasta hoy para fundirlo en lo único que pertenece al ser y que es su propia piel.

El hombre encontró en el tatuaje la experiencia de la mujer, quien hasta entonces era la única en dar criaturas con dolor.

¿No es el tatuaje una fórmula alquimista para crear seres inverosímiles en la piel del universo?

Un ser tomó aguja y tinta y se puso a dibujar pacientemente infinidad de criaturas en su piel, y de ese acto artístico todos vinimos.

El tatuador es un dios que pone a hablar a sus criaturas.

Un tatuaje es la voz de lo que siente el tuétano de los huesos y brota por la piel.

Al hacerse polvo nuestras ilusiones, sólo nos queda recordarlas entintadas en el cuerpo.


Tatuarse el nombre de otro en el cuerpo, como la placa de un auto, es aceptarlo como su dueño y decirlo al mundo.

Yo tatuaría en la piel el nombre de la mujer que me ha alimentado para exteriorizar mi amor por ella, y que allí permanezca grabado hasta que se haga polvo.

Tatuaré en mis costillas el nombre de Martha, la única mujer de cuya carne me he alimentado, que me ha protegido con su piel de mis fantasmas, que me ha sanado en mis enfermedades, incluidas las del miedo, que me ha regalado su trabajo sin chantajes.

San Luis Potosí, S.L.P., a 15 de julio de 2013.

La víctima

LA VÍCTIMA

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Sus colegas se burlan del muchachito, quien llora ante el cadáver de su primera víctima y le dicen que así es la existencia. Antes debió contratarse en el grupo criminal... sufrió hambre... fue echado de casa... escuchó pleitos a diario entre su padre y su madre... sufrió golpes e insultos... nació en un hogar cruzado en el corazón por la estaca del capitalismo.

San Luis Potosí, S.L.P., a 14 de julio de 2013.

Pisadas en la noche

PISADAS EN LA NOCHE


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Ha avanzado la noche y con temor camino hacia la casa por calles desiertas y semioscuras. Avanzo con mis sentidos alerta. Cada noche suceden asesinatos y secuestros. Llego a una boca calle y escudriño entre las sombras a fin de mirar alguna amenaza detrás de los postes o escondida en las puertas. Camino aprisa tratando de alejarme y de llegar pronto a casa. Por fin llego. Mi nerviosismo me impide acertar en la cerradura hasta que logro abrir después de varios intentos. Cierro apresuradamente la puerta y con alivio siento el calor del hogar. Concentro mi oído y escucho unas pisadas que se alejan, hasta que se van ahogando en el dilatado silencio de la noche...

San Luis Potosí, S.L.P., a 13 de julio de 2013.

En el parque

EN EL PARQUE


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza

ealvaradois@yahoo.com

El parque ha quedado desierto. Nadie hay excepto yo, que me dormí en una banca. Sólo muge el viento entre los pinos y su sonido parece el de gritos y risas de los niños. A pesar de que ellos ya se fueron, un columpio se mueve como si alguien estuviese en él. Quisiera estar seguro que es el viento quien lo mueve; que mi miedo a esta soledad me hace sentir una presencia en mi espalda y el crujir de hojas secas...


San Luis Potosí, S.L.P., a 13 de julio de 2013.

No te distraigas

NO TE DISTRAIGAS

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Mientras la bestia resuelle no podrás recostarte sobre el fresco y prometedor prado para disfrutar de las escenas del cielo ni distraerte con la actividad de las aves, porque siempre buscará exprimirte el último aliento o apropiarse hasta de lo que no debería de tener dueño.

San Luis Potosí, S.L.P., a 13 de julio de 2013.

jueves, 11 de julio de 2013

El pueblo cuachichitl

EL PUEBLO CUACHICHITL

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Hace apenas unos años, no sé cuántos, de pronto comencé a oírlos entre los árboles, a chismorrear con un lenguaje musical, desmintiendo versiones de sabios que les negaban capacidad de hablar. Yo no los había oído hasta cuando comencé a atender los sonidos de los diferentes pueblos del planeta; y de pronto oí sus chismes, pronunciados con armónicas en la garganta, parados muy altivos, muy vivaces, muy orondos, en los alambres de la luz y en las antenas de televisión. Fue hasta entonces que supe que ellos son la mítica nación de los cuachichiles, aquellos de cabeza roja de quienes con respeto y cierto miedo hablaban los nahuas, que debieron convertirse en pájaros para sobrevivir al exterminio español.

San Luis Potosí, S.L.P., a 11 de julio de 2013.

sábado, 6 de julio de 2013

Matemos a la bestia

MATEMOS A LA BESTIA

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Debería de ayudar a liberarnos.
Colaborar en la destrucción de la bestia.
Mostrarnos que en la dictadura de la mercancía nadie es libre.
¿Acaso no sabemos que mientras haya opresores habrá oprimidos?
¿Ignoramos que mientras respire el afán de posesión pateará el impulso de esclavitud?
¿Acaso no comprendemos que el trabajo compartido y la renuncia de las cosas inútiles son el comunismo?
¿No hay mujeres que convierten a sus hombres en burros de trabajo y viven como prostitutas por un carro?
Hay que matar a la bestia que nos seduce a cometer abusos y traiciones.
Que nos lleva a hacer del otro un medio para llegar a nuestros fines.
Hay que descuartizarla porque nos hace apetecer las cosas muertas.
Curarnos de su aliento que nos transforma a todos en gandallas.
Sólo así podría la teoría comunista y del género ayudar a liberarnos.

San Luis Potosí, S.L.P., a 6 de julio de 2013.

Si algo me remputa

SI ALGO ME REMPUTA


(Todos los derechos reservados) 

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com
 

Si algo me remputa es la injusticia.
No sólo aquella que nace de la explotación del hombre por el hombre.
De aquella que surge de la sangrienta conquista de un pueblo en desventaja.
De la cosificación de la mujer como olla de cocina.
De su bestialización como burro de planchar.
De la miseria a la que el capitalismo condena a familias, a los niños y a la juventud.

Si algo me remputa es la injusticia.
Pero más aquella que nace del mismo centro de la idiotez humana.
Del padre inseguro que encierra a sus hijos en un departamento del tamaño de un huevo.
Y les prohibe correr libres detrás de una pelota o andar en bicicleta bajo la lluvia.
De la madre perversa que a su propia hija esclaviza o hace su sirvienta.
Y mueve su bondad con hilos, diciéndole que es su mano derecha.
Del matrimonio que impide a sus hijos gozar cada minuto, mientras la Tierra gira en su eje y da vueltas al sol.

Si algo me remputa es la injusticia, aquella que surge de la criminal producción capitalista.
Pero más que esa me remputa aquella que surge del centro mismo de la idiotez humana...

San Luis Potosí, S.L.P., a 6 de junio de 2013.

miércoles, 3 de julio de 2013

Compasión

COMPASIÓN

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


La gente de mi tierra es bien extraña. Pueden ver a una mujer con su hijo en brazos que les implora por unas monedas o un muchacho que les pide para un taco y a ninguno darles algo. En cambio miran compadecidos a los borrachos, tumbados en el piso con los pantalones orinados, y les regalan sus monedas para comprar más alcohol. De veras que no entiendo a la gente de mi tierra.

San Luis Potosí, S.L.P., a 3 de julio de 2013.