jueves, 1 de diciembre de 2011

La navaja de Ockham

LA NAVAJA DE OCKHAM
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Trabajaba con un grupo de estudiantes de licenciatura en gastronomía una materia relacionada con la elaboración del documento recepcional. O sea, metodología de la investigación documental, para hacer menos largo el cuento. 

Uds. saben que en una cuestión de ese tipo necesariamente debe uno caer en la lógica del conocimiento científico, sus teorías, sus paradigmas, sus métodos y sus técnicas.

Hablábamos precisamente de la "navaja de Ockham" como un procedimiento para elegir entre dos razonamientos en pugna y elegir el más lógico entre ellos, como proponía aquel monje franciscano para que las personas de su tiempo dejaran de creer en hadas y otras criaturas mágicas como responsables de los acontecimientos más naturales (como el movimiento de las hojas de un árbol causado por el viento).

Entonces uno de los estudiantes más tercos increpó con total convicción:

Pues ahí tiene usted. Entre elegir a la teoría del Big Bang y entre Dios para explicarnos la creación del universo, la más lógica entre ambas es la de Dios. Usted mismo nos da razón.

Debí quedarme con un sentimiento de frustración por tratarse de una universidad privada en donde trabajaba; y todavía debí aprobar a dicho masacote.

San Luis Potosí, S.L.P., a 1 de diciembre de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario