viernes, 21 de octubre de 2011

Tropiezos

TROPIEZOS

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Si estás triste por haber roto una relación y andas como se dice arrastrando las chanclas, siempre piensa que cruzando la calle tropezarás con alguien mejor a quien echarás el café encima y luego te lo llevarás a casa a lavar su camisa.

Quizás a la vuelta de muchos días y cuando tu y aquella persona con quien tropezaste ya estén aburridos, o les parezcan insoportables los pelos de la cabeza tirados en el lavabo o en piso de la bañera, o sean incapaces de aguantar sus aromas íntimos en la cama, porque es cierto que siendo amado uno huele mejor, entonces vuelve a salir de casa con una taza de café y échala sobre aquella persona a quien mires en los ojos que disfrutará cómo lavas su camisa como si tuviese pastel en la lengua o se volverá loquito con tus olores.

Si aún así no tienes suerte y con los días se enfadan porque usaste su navaja para rasurarte los pelos de las piernas o porque usaste su cepillo de dientes que compraste del mismo color para mostrarle que eran almas gemelas, entonces vuelve a cargar café y sal de casa.
Entiende que la vida está llena de tropiezos con la gente equivocada y siempre habrá una estrategia para pasar los días en compañía de alguien.

San Luis Potosí, S.L.P., a 21 de octubre de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario