martes, 13 de octubre de 2009

Un locker para año nuevo

UN LOCKER PARA AÑO NUEVO


Eduardo José Alvarado Isunza.
ealvaradois@yahoo.com


Llegó nuestro nuevo jefe y se presentó.

--Soy su nuevo jefe--, nos dijo.

Sentados frente a las computadoras, nos quedamos viéndolo de arriba abajo. Lo primero que preguntó fue si teníamos un locker. Me sorprendió su forma de iniciar una relación. Fue directo al punto, sin titubear, ni caso tenía preguntar qué hacíamos o contarnos sus planes.

--¿Un locker?--, dije.

--Sí, un locker--, subrayó él.

Y agregó:

--Para guardar sus cosas personales, café, cucharas, casetes, suéter. Un cajón metálico, con su llave, nomás ustedes podrán usarlo.

Mi compañero y yo nos miramos; luego volvimos a las computadoras y seguimos trabajando. Hasta entonces no habíamos pensado en la trascendencia de poseer una de esas cosas.

--Para Año Nuevo lo tendrán--, ofreció categórico.

--Qué buen jefe tenemos--, pensé. El hombre tiene espíritu de cambio, es un transformador de la realidad. Vamos a tener un locker, totalmente nuestro, con todo y llave.

Hacía mucho no sentía esta dicha. Pero con la promesa de un locker, las cosas cambian. Un locker es un locker; y no sabes de lo que estás hablando si nunca lo has tenido y menos sabes para qué puede servirte. Ahora me siento la persona más realizada del mundo.

Y hasta lo voy a escribir para que todos se enteren y el escrito se lo voy a mostrar a mi tocayo: él es mi compañero.

--Nada que no quieres locker--, le dije. Un locker es algo de lo que ni tú ni yo sabíamos cuanto necesitábamos, pero por ignorancia.

Bendito jefe, vino a quitarnos la venda. Es un solecito encandilador. Cuánto deseo la llegada del Año Nuevo. Mientras viene ese día, pensaré a cada rato cuál será el mejor espacio de la oficina para colocarlo.

Deberá ser un sitio especial, como esos de las casas donde ponen al San Juditas, nomás sobarlo y cargarse de energía. Y pensar en toda esa gente que desconoce la importancia de tener su propio locker.

Qué afortunados somos con nuestro nuevo jefe.

San Luis Potosí, S.L.P., Diciembre del 2001.

No hay comentarios:

Publicar un comentario