sábado, 10 de octubre de 2009

Sueño

SUEÑO

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Escuché gritos de muchachos en la calle. Quise matarlos, pero no pude levantarme. Más tarde su gritería volvió a destruir el silencio de la noche. De nuevo desee matarlos, pero tampoco pude. Mis piernas estaban endurecidas por el sueño. Igual pasó más tarde. Entonces sí tomé una ametralladora que tenía a mi costado, los rocié de balas uno por uno. Me complacía ver cada bala en el aire y ellos caer en cámara lenta. Seguí durmiendo profundamente.

San Luis Potosí, S.L.P., a 27 de octubre de 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario