miércoles, 14 de octubre de 2009

Mis chiquitos

MIS CHIQUITOS


Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Tengo bebés nuevos: son dos retoños preciosos. Llevan tres semanas de nacidos. Apenas toman unas gotitas de agua y mucha luz. Estoy feliz con ellos y los presumo a cuantos a casa van: “¡Ya los vieron, qué tiernos, qué sedosos, qué bonitos están!”. Mis amigos, mi madre, mis sobrinos, a quien los muestre, admiten su hermosura. Cuando los miran expresan de inmediato palabras lindas. Debido a su fragilidad, mis chiquitos esperarán seis meses en un recipiente, ubicado al pie de un ventanal, donde tomarán cuanta luz necesiten. Pasado ese tiempo sabremos si tendrán oportunidad de vivir. A diario les doy sus vueltas, estudio la humedad, rozo con cuidado sus cabecitas o descubro un nuevo detalle; mientras hago planes para ellos. Me pregunto sobre el sitio de la casa donde más disfrutarán, cuánto crecerán o cómo deberá ser la maceta donde pasarán sus primeros años. Estos hilitos de vida en el pie del ventanal me permiten dormir a gusto y despertar al día siguiente con entusiasmo. Mis “bonetes de obispo”, como les llamamos por la forma de sus cabecitas, me dan ahora buenos motivos para existir.

San Luis Potosí, S.L.P., 20 de Junio del 2002.

No hay comentarios:

Publicar un comentario