martes, 13 de octubre de 2009

Azufre

AZUFRE



Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Bonita quiere con Gnóstico. Ella pide invitarla a ver una película. Gnóstico quiere con Bonita, pero teme ver contaminada su energía. Le han enseñado que ésta se aloja en el vientre y en el cine moran almas que pueden corrompérsela. Gnóstico pide consejo. Su maestro le recomienda echar polvo de azufre en sus calcetines. Así protegerá su energía, purificada en meses de ayuno y vigilia. Gnóstico sigue el consejo y cumple el deseo de Bonita. Después de un rato, Bonita se levanta horrorizada de la butaca y corre sin decir algo. Por más que Gnóstico le guste, no aguanta ese olor a huevo podrido en sus pies. Gnóstico ve cómo escapan de sus manos las hermosas caderas de Bonita y se lamenta unos segundos. Luego sigue viendo tranquilamente la película. Piensa que Bonita huyó porque era de esas almas negativas que amenazan su energía, como esas otras que también huyen corriendo alrededor suyo.

San Luis Potosí, S.L.P., a 13 de octubre de 2009.

1 comentario:

JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ OVALLE dijo...

Esta me parece una sátira interesante, y comento, la persona (Peri-Soma) es la mascara y adornamos nuestra mascara con tantas cosas, como nuestros miedos, nuestras creencias y nuestros gustos que cuando alguien busca adornarla con dogmas, llega a necesitar un traductor de sus propias alucinaciones, ojala alguien hubiera acompañado al pobre de Gnóstico para que la gente no se asustara y explicara que solo le tiene miedo a...... pues todo

Publicar un comentario