lunes, 25 de enero de 2016

Thinner

THINNER

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Me hice adicto al olor del thinner en el preescolar con las monjas del Pax en la ciudad de León. Por los marcadores que usábamos para dibujar. Desde entonces asocio letras, marcadores y olor a thinner. Quizás a eso se debe mi gusto por las letras. Y luego vinieron el cemento y las pinturas con el modelismo. No me salgan que no les gustaban o que no recuerdan esos mágicos aromas. Ya hasta deben haber aparecido en sus cabezas botecitos de pintura y cemento Lodela y el avioncito o el barquito que armaban y pintaban. También recuerdo esas botitas de goma de cemento que se inflaban con un popote. Me encantaba su olor. Hasta las masticábamos como chicle. ¡Y lo vendían en Woolworth! ¡Y nos los compraban nuestros papás por buen comportamiento y querernos mucho! ¡Y cuando destapaba el Resistol 5000 era un aroma encantador! Confieso esto para las mentes conservadoras que todo satanizan.

San Luis Potosí, S.L.P., a 25 de enero de 2016.

Indiferencia

INDIFERENCIA

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Encima del duro y frío pavimento de las calles hay niños y niñas que juegan, duermen, lloran, crecen. Son hijos e hijas de padres y madres desafortunadas que sólo pueden darles un bolillo tieso, agua endulzada y trozos de muñecos, mientras la felicidad pasa velozmente en automóvil. Esos niños y niñas andan entre coches, limpian vidrios, venden rosas, piden monedas y echan miradas al lujo. En tanto, el gobernador se desgañita en un comercial de televisión para ofrecernos fútbol de primera división. “Mequetrefe”, pienso cuando veo a esos niños y niñas tiradas en los cruceros y recuerdo al gobernador; pero los demás parecen tan indiferentes. Creo que a esos niños y esas niñas que comen, brincan, observan y poco sonríen sobre las banquetas no les importa el gobernador y su tesis del fútbol. A éste tampoco importan aquellos ni su circunstancia.

San Luis Potosí, S.L.P., 12 de Julio del 2002.

viernes, 22 de enero de 2016

Amor en el supermercado

AMOR EN EL SUPERMERCADO


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza.
ealvaradois@yahoo.com


Lo encontró en la sección de libros y discos. Magro y musculoso, de rasgos faciales definidos y una mirada de expresión firme. Poco a poco fue haciéndose adictiva su compañía.


Todavía le enloquece recordar su acento, la precisión de sus palabras y sus conocimientos sobre los temas que ella disfruta. Es como una gota del mítico Poison de Christian Dior en el cuello.

Quizás incluso llegue nuevamente a buscarlo con pretexto de buscar algún disco de jazz sampler, sonido que recién descubrió en casa de una amiga.

Sabe de antemano que allí no lo encontrará, porque no es música comercial. Sólo quiere volver a olerlo, mirarlo, escucharlo y quizás sentir su cercanía.

Quizás le pregunte qué significado tiene eso de sampler y él le dirá que es convertir un estilo de música en algo diferente.

Desde pequeña desarrolló gusto por la buena música y literatura. Sus padres le estimularon dicho sentido estético.

En las frías mañanas de otoño disfruta calentarse con el sol en la terraza de su fantástica residencia, donde hay un pequeño estanque con tortugas. Allí toma café de la zona pame que le parece de un sabor excéntrico.

Fue un descubrimiento semejante al de un filatelista que encuentra un valioso sello postal en un sitio inusitado.

Simultáneamente escucha música y lee. Últimamente disfruta la sugestiva interpretación de Bob James a “Una noche en montaña baldía” de Mussorgsky y lee “La caverna” de Saramago.

Fue de las primeras cosas que conversaron y eso terminó por encantarla. Sabe que no abundan a quienes interesen dichos temas. Todavía la sorprendió más el dato de que “Una noche en montaña baldía” fue incluida en aquella vieja cinta “Saturday night fever” de John Travolta.

Le contó que, sin embargo, aparece rebautizada como “Una noche en Disco Montaña”. Y sonrieron.

Fue cautivante descubrir un hombre que notoriamente pasaba tardes en un gimnasio y aparte gustase de la buena música.

Está casada con un alto ejecutivo de una empresa trasnacional. Sin embargo, a pesar de su espléndida posición económica no es completamente feliz. Y no lo es, porque él pasa buena parte del mes en el extranjero.

Además es sexualmente impotente, quizás a causa de una deficiencia cardiovascular. O eso es lo que ella piensa ocasiona su inapetencia y la escasez de su encuentros.

Claro que tiene automóvil para su uso individual, un abanico de tarjetas bancarias y toda clase de comodidades.

Ella buscó acercársele a pretexto de un buen libro para entretenerse en sus largos días de ausencia. Fue él quien recomendó “La Caverna”. Le dijo que allí Saramago asociaba a los centros comerciales con el viejo mito de Platón.

Cuanto sucede en estas cavernas creemos que es la realidad. Enseguida le contó algo acerca de la doxa y la episteme, dos conceptos que sólo había escuchado en boca de su padre.

Le pareció extraordinario. Ella volvió a sentir esa vieja experiencia de las quinceañeras como que caen los calzones. Ese mismo día lo llevó a casa. Luego él intentaría chantajearla. Guardaba unas fotos suyas en la memoria de su teléfono celular.

Le había fotografiado desnuda en su cama, mientras dormía extasiada, durante los días de ausencia de su marido.

Recordó a Saramago cuando él exigió dinero por su silencio. Todo cuanto hay en un supermercado es superficial y te hace experimentar una desagradable sensación de hartazgo.

No era necesario despreciarlo ni sentirse afectada. Entendió perfectamente que él era una mercancía más, como los discos y los libros que disfrutaba.

Lo compró como un frasco que depositaría en su alacena y cuyo contenido tomaría cuando quisiera. 

San Luis Potosí, S.L.P., a 14 de diciembre de 2005.

Lucero

LUCERO

(Todos los derechos reservados)


Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Cuando el cielo se iluminó con los relámpagos y las nubes comenzaron a tronar, la Tía Lucero bajó de su alacena una vela del Santísimo, la prendió con un cerillo, apretamos bien los ojos, rezamos un poquito y nada nos pasó.

San Luis Potosí, S.L.P., 1991.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Misteriosos habitantes de la noche

MISTERIOSOS HABITANTES DE LA NOCHE

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza

ealvaradois@yahoo.com

Es lo más avanzado de la noche y la angustiante oscuridad envuelve cuanto existe. Con el lejano bullicio de algunas fiestas escucho algo semejante a voces, llantos o gritos. Afino mis sentidos para tratar de asociarlos con algo normal, una risa o una plática en un poste donde alguna pareja de amantes aprovecha la escasez de luz para tocarse. Pero mi mente no halla algo para identificar las opacadas voces, llantos y gritos que he escuchado junto al ruido de autos y de una música lejana. Dentro de mi cabeza asocio esos sonidos con la quebrada voz de alguna mujer violada, el dolor de un muchacho navajeado en alguna calle desierta y totalmente oscura y el llanto de un niño espantado por algún habitante de la noche. Inquieto vuelvo a concentrarme en los sonidos que viajan sobre el lomo del polvo, diseccionándolos exactamente con el raciocinio. No hallo más que el sonido lejano de una cumbia, el monótono ladrido de un perro y mi propia presión arterial en los oídos. Me tranquilizo y acomodo mi cabeza en la almohada, creyendo en que esos llantos, esas voces y esos gritos fueron creados por mis propios miedos a la noche. ¿Sería posible acaso que esas voces, gritos desgarradores y llantos correspondieran a misteriosos habitantes de la noche? Por ahora prefiero protegerme con la cobija hasta la cabeza y seguir durmiendo. Esperar que con la luz del amanecer vuelva a renacer la existencia.

San Luis Potosí, S.L.P., a 30 de octubre de 2015.

martes, 24 de febrero de 2015

Una mariposa color malteada

UNA MARIPOSA COLOR MALTEADA

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Encuentro el bello cadáver de una mariposa.
Reposa inerte sobre el frío mosaico.
Un viento suave acaricia sus alas.
Pero su espíritu se ha ido a otro lado.
A otro lugar si lo hay.
No hay más qué hacer con ella.
Será alimento de cuervos o barrida a la basura.
Mis ojos tropezaron con ella casualmente.
Cuando iba a orinar.
Me llamó la atención su belleza.
Era de un color blanco cremoso e intenso.
Sus alas de color malteada salpicadas con lunares negros.

Apreté un momento la vejiga para mirarla.
Aprisionado en esta jaula de cemento jamás había visto algo así.
Ni imaginaba siquiera algo semejante.
Pero no hay más qué hacer por ella.
Sólo admirar su belleza e interrogarse por su muerte.
Quizás fue un manazo helado de la madrugada.
O una ráfaga de flit mataplagas.

De los que arrojan a los árboles para darles sana apariencia.
Contemplo su hermosura expuesta sobre el piso frío.
No hay más qué hacer.
Continúo hacia al baño y pienso en ella.

Quizás se haya acabado aquí su especie.
Mientras el vendedor de Sabritas deposita su producto.
La señora de la tienda hace cuentas.
Y una sinfonía de coches da sonido monstruoso a la existencia.

San Luis Potosí, S.L.P., a 24 de febrero de 2015.

miércoles, 28 de enero de 2015

Paradoja vintage

PARADOJA VINTAGE

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Ante la desgracia que vive toda la especie humana avanzado ya el siglo XXI, así como de la destrucción de las utopías y de la instauración de las distopías, existe una especie de involución. Las personas miran hacia atrás y se regocijan al observar, gracias a los documentos gráficos y audiovisuales, las experiencias de las décadas de los 60 y 70. Vivimos atrapados en una especie de paradoja del tiempo, pues, en aquellos días, escritores, cineastas, pintores, diseñadores, modistos, músicos, infinidad de intelectuales y movimientos de la juventud ofrecían una adivinación del siglo XXI, imaginaban un futuro más divertido, racional, sustentable, colectivo. Sin embargo, al vivir ya en aquel futuro, la humanidad se da cuenta que aquellas décadas eran el futuro, sólo que lamentablemente ya son pasado. Es la paradoja vintage y el revivalismo de la época modernista.

San Luis Potosí, S.L.P., a 28 de enero de 2015.

viernes, 31 de octubre de 2014

Xantolo

XANTOLO

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza

ealvaradois@yahoo.com

¿Cuál es el origen de la palabra "Xantolo" o qué significa? Cuando hace unos 400 años llegaron los sacerdotes católicos españoles a la huasteca a dominar el espacio de las simbolizaciones de los pueblos originarios de la zona, que sería decir lo mismo que "su piel espiritual", vino la fecha de celebrar el "festo omnium sanctorum". Es decir, la "Fiesta de Todos los Santos" del 1 de noviembre. Como en los oídos de esos pueblos originarios no existía dicha referencia o estructura fonética cognitiva, hubo uno que preguntó a otro en su propia lengua: "¿Qué es lo que dice este güey?". A lo que el otro respondió: "Que quiere festejar a un tal Xantolo". Es decir, la palabra no significa nada, porque es la degeneración de la expresión latina "Sanctorum". De donde concluimos que el oído y su conexión en el cerebro también están determinados por la materialidad de su historia.

San Luis Potosí, S.L.P., a 31 de octubre de 2014.

viernes, 3 de octubre de 2014

Lenguaje

LENGUAJE

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Los significados dejaron de existir. Sólo quedan sonidos sin sentido y gente yendo a trabajar a la fábrica como engranes de maquinaria.

En el mundo sólo hay viento, mar, oscuridad, rayos de sol, montañas o desiertos y criaturas diversas.

Lo demás es un lenguaje impuesto a la humanidad para convencerla de caminar a su matadero y hacerlo con entusiasmo. Si algo sobrevive de todo esto, deberá de crear un código capaz de reproducir la poesía de la naturaleza.

San Luis Potosí, S.L.P., a 3 de octubre de 2014.

lunes, 22 de septiembre de 2014

El mezquite

EL MEZQUITE


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza

ealvaradois@yahoo.com

El mezquite muestra, sin estremecerse, rayas del tiempo en su piel.

A sus dedos llegan pájaros que pacientemente hacen casas, mientras otros inquilinos se entretienen adornándolas. Allí nacerán quienes poblarán nuevos mezquites.

Hormigas rojas con microscópicos banquetes en sus lomos, desfilan hacia dentro de su carne, en donde tienen su morada.

Otros vecinos se nutren golosamente con sus víctimas o nerviosos se ocultan en sus hojas.

Vienen los niños deshidratados de jugar futbol y se acomodan bajo su sombra. Uno se introduce en un boquete, en donde habitan una bruja y una zorra.

Truenan rayos en el cielo y cae la lluvia. Corren los niños y el agua escurre a ríos por las cicatrices del inválido mezquite.

Un odioso relámpago le desmiembra con violencia un brazo y deja marcas en su cuerpo, nomás para afirmar su existencia, sólo para decir al mundo: ¡Aquí estoy también!

Deja de tronar y de llover. Llega la noche y con las sombras vienen ocultándose una bruja y una zorra a ocupar el agujero.

Al día siguiente, nuevas familias de pájaros se presentan con todo y muebles, las hormigas arrastran delicias a sus cocinas, las arañas tejen redes y saborean la sangre de otros insectos.

Los niños encuentran un hoyo más profundo y husmean sorprendidos con sus ojos. Entre la oscuridad descubren las siluetas de un caldero humeante en la estufa. Algo olfatean y huyen espantados cuando las sombras de la noche comienzan a bajar...

El mezquite seguirá allí, con sus pies hundidos en el suelo, moviéndose apenas con tanta vida en su corteza, con un ligero cosquilleo en sus nervios, mientras el relámpago y el hacha permitan su existencia.

domingo, 14 de septiembre de 2014

La flor

LA FLOR


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


En la semana en que murió mi madre floreció una planta que me regaló, después de una inexplicable vigilia en primavera. Y aunque sé que no hay relación entre su muerte y la floración de su planta, es hermoso creer que sí la hay. Veo ahora sus ojos y escuchar su voz al mirarla en el pasillo.

San Luis Potosí, S.L.P., a 14 de septiembre de 2014.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Volutas

VOLUTAS

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

La vida y la muerte son volutas de humo de cigarro que brotan de mi boca para desaparecer en un tiempo que es largo a ellas y a mi un soplo nada más.

San Luis Potosí, S.L.P., a 11 de septiembre de 2014.

Transmutación

TRANSMUTACIÓN

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

La vida fluye muda e indiferente. Quedan otros actores, otras escenas, otros desafíos. Quienes se van, pasan a ocupar otro nivel del juego.

San Luis Potosí, S.L.P., a 4 de septiembre de 2014.

¿Qué es la muerte?

¿QUÉ ES LA MUERTE?

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

La muerte son imperfecciones negras en un manto de luz.

San Luis Potosí, S.L.P., a 6 de septiembre de 2014.

jueves, 21 de agosto de 2014

El retiro

EL RETIRO

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Con dolor e inflamación en la rodilla me pregunto si fue buena idea jugar futbol el sábado, después de ocho años de haber guardado los tacos en una caja, con mucha solemnidad, como reliquias milagrosas, aún con lodo del campo, y prometer no hacerlo más. Y no es tanto por miedo a vivir con una prótesis, porque es más desagradable irse a dormir en el resto de mis años sin el placer de recordar una buena última jugada.

San Luis Potosí, S.L.P., a 21 de agosto de 2014.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Inteligencias

INTELIGENCIAS

(Todos los derechos reservados)


Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

En el mundo humano hay varias inteligencias: matemática, musical, kinésica, poética, narrativa, política, comercial, espacial, etc. Puede haber quien sólo tenga inteligencia para el amor. Y aunque siempre habrá quien padezca insuficiencia de unas o de otras, el problema se encuentra en menospreciar y lastimar a quienes carecen de inteligencias que producen dinero o que en un marco de civilización reciben por nombre el de "inteligencia", negándose a aceptar todas las demás. Estos se niegan a mirar que la mayor de las inteligencias es atreverse a la felicidad.

San Luis Potosí, S.L.P., a 20 de agosto de 2014.

martes, 12 de agosto de 2014

Lentes

LENTES

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

¿De qué le servirían mis lentes a otros, si son mis ojos quienes miran por ellos?

San Luis Potosí, S.L.P., a 1 de agosto de 2014.

jueves, 7 de agosto de 2014

Virus

VIRUS


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Entre los virus verdaderamente matones que han infectado a los escritores e intelectuales mexicanos hay uno que recibe el nombre de ISSN. Quedan muy pocos que escriben o publican en forma totalmente libre, como hacía la humanidad cuando creó la escritura, sin andar con la moledera de manchar la obra con un código de barras, como si fuese la pezuña de la bestia.

San Luis Potosí, S.L.P., a 7 de agosto de 2014.

Sé feliz

SÉ FELIZ


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Ser feliz no es difícil, lo difícil es encontrar aquello que lo haría a uno feliz. Creo que el secreto consiste en conocer aquello que a uno lo hace feliz y dedicarse todo el día y todos los días a ello. Aquí lo complicado consiste en conocerse con sinceridad, porque hay quienes mueren sin haber hecho aquello que los hubiera hecho felices o sin siquiera haberlo descubierto.

San Luis Potosí, S.L.P., a 7 de agosto de 2014.

sábado, 14 de junio de 2014

El crack

EL CRACK

(Todos los derechos reservados)


Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

El Neto corrió como demonio por el ala derecha.

Perfecto había sido el pase de su hermano, un tozudo mediocampista, sin muchas cualidades técnicas, pero armado con unos grandes pulmones y piernas muy fuertes que ya habían tronado varias de sus contrincantes.

Filtró el balón adelante de la línea del medio campo con una precisión exacta, apenas con fuerza suficiente para que El Neto llegara a toda velocidad detrás de la defensa, y se lanzara con decisión sobre la portería del rival, después de interceptar la bola y llevarla con el pie.

El portero entendió perfectamente que debía salir del área y tratar de impedir aquella amenaza, como fuera. Estaba jugándose el campeonato y no podía salir con una jotería.

Entre hombres pueden disculparse muchas cosas, incluso que a uno le roben a la mujer o le mienten la madre, menos perder un partido de futbol y menos todavía la final.

Con esa profunda convicción que habita mero dentro de los huevos, de rajársela y ganar el juego como sea, incluso con una fractura de huesos o de fajarse a madrazos con un sujeto desconocido, salió dispuesto a parar al delantero que corría enajenado hacia su portería con la bola a la distancia más justa de sus pies.

El Neto estaba por entrar en el área, cuando el portero barrió con los pies en alto, con toda intención de causar daño.

Mientras aguantaba la embestida con los ojos cerrados, como un hombre, porque precisamente el futbol es juego de hombres, y eso era él: un hombre, El Neto alcanzó a puntear el balón.

Se escuchó un sonido semejante al de una vara seca. De inmediato sintió que algo sucedía. Luego se retorció del dolor, tirado sobre un suelo duro, cubierto de tierra, piedras y vidrios.

--¡Gooool! ¡Gooool! ¡A güevoooo!

Sus compañeros corrieron hacia él para felicitarlo, para abrazarlo, para jalarle de los pelos con un tipo de amor.

--Carnal. Fue gol...

--Que chingón, carnal --dijo con una voz ahogada por el dolor, aguantándose las lágrimas.

--¡Sí, carnal! Eres chingón!

Después de eso El Neto quedó con la pierna chueca. Y, sin embargo, aquello que podría ser algo horrible en un hombre común, en él era testimonio material de ser el único capaz de obtener la gloria en el Torneo Municipal de los Barrios.

Él era un crack y no cualquier otro.

San Luis Potosí, S.L.P., a 14 de junio de 2014.

viernes, 16 de mayo de 2014

Chulos

CHULOS

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Me han dicho que los sicarios se hacen pedicura antes de cumplir un contrato para verse lindos en caso de fallar y caer como costal de huesos a la losa de la morgue. Por eso, cada que miro mis pies, recuerdo esa historia, y me pongo a limar.

San Luis Potosí, S.L.P., a 26 de abril de 2014.

Selfies

SELFIES


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Lo único que falta en esta época es que publiquen selfies en Facebook de la gente en sus estertores de la muerte.

San Luis Potosí, S.L.P., a 26 de abril de 2014.

Nómadas

NÓMADAS

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Un pueblo chichimeca cargaba a donde fuera con las cenizas y huesos de sus difuntos en morrales, junto con tepalcates y petates, porque carecía de panteón.

Andaban con sus raíces por el mundo en vez de echarlas en un lugar y quedarse allí sentados eternamente a morirse de aburrición. Y así andaban por el mundo cargando con su gente, aunque fuese puro polvo.

San Luis Potosí, S.L.P., a 26 de abril de 2014.

Banquete

BANQUETE


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Hay gente que todo lo comparte, hasta la muerte.

Deberían guardar algo de intimidad hasta para morir, para hacerlo a gusto, y no como hacen con rezos, pasteles, gelatinas y refrescos.

Hay quienes llevan carnitas a la gente para que coma mientras espera a que la persona agonizante muera.

San Luis Potosí, S.L.P., a 26 de abril de 2014.

jueves, 8 de mayo de 2014

Preparativos

PREPARATIVOS
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

He recibido indicaciones muy precisas de mi esposa de embellecerla para recibir visitas en el cuarto de hospital, pues no quiere que la miren maltrecha y dada al catre. Le preocupa morir sin haberse pistoleado el cabello y sin mirarse guapa cuando vayan a verla o tomarse una última selfie.

San Luis Potosí, S.L.P., a 8 de mayo de 2014.-

miércoles, 2 de abril de 2014

El viaje

EL VIAJE


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Cuando alguien muere y para no sufrir tanto su muerte, prefiero pensar que simplemente fue a un largo viaje y que en algún momento volveremos a encontrarnos. Así pienso a la persona muerta como si estuviera viva, disfrutando del canto de una fresca fuente o de un buen café en el que nos encontraremos un día y allí nos pondremos simplemente a platicar.

San Luis Potosí, S.L.P., a 31 de marzo de 2014.

lunes, 31 de marzo de 2014

¿Qué es la escritura?

¿QUÉ ES LA ESCRITURA?


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


La escritura es muchas cosas. Entre ellas es el dibujo de un tipo de música, que se reproduce con un instrumento humano especial para saber de las emociones de su autor, de sus pesares y sonrisas. La escritura se hace en un cuaderno parecido al pautado que en sus comas y sus puntos tiene contenidos los compases de una melodía, que puede ser trágica o nostálgica. Para encontrarse el canto y ritmos de la escritura deben leerse sus signos con tonos y emociones.

San Luis Potosí, S.L.P., a 31 de marzo de 2014.

Serenidad

SERENIDAD

(Todos los derechos reservados)


Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

A veces creo que no deberíamos tener miedo a lo que un desquiciado o un demente pudiera hacer de nuestros blandos cuerpos o de quienes más amamos, como nuestras mujeres o hijos. Pienso que, en tal caso, nosotros hacemos lo correcto y ellos harían lo incorrecto. Eso me permite pasar por la vida con serenidad, incluso en los largos segundos de la noche cuando los niños no están o yo camino por una calle desierta sin más ruido que mis propios pasos o los de alguien que se aproxima.

San Luis Potosí, S.L.P., a 31 de marzo de 2014.

miércoles, 17 de julio de 2013

Tatuajes

TATUAJES

(Todos los derechos reservados) 

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


El tatuaje es el arte de la posmodernidad.

Como las ilusiones colectivas se evaporaron, ya sólo quedan las individuales que se imprimen en la piel.

El ser humano le disputa a la Naturaleza el monopolio del gusto de tatuarse, al inyectarse tinta en su piel con formas aún más caprichosas y ocurrentes, sólo que para su desgracia éstas no tienen vida propia aún.

¿Qué es un tatuaje sino la fotografía del inconsciente o el registro de la historia sobre la piel sin el empleo de películas, cámaras o revelados, sino solamente de aguja, tinta e imaginación?

El tatuaje es la apropiación más individual del arte: es la única forma inventada hasta hoy para fundirlo en lo único que pertenece al ser y que es su propia piel.

El hombre encontró en el tatuaje la experiencia de la mujer, quien hasta entonces era la única en dar criaturas con dolor.

¿No es el tatuaje una fórmula alquimista para crear seres inverosímiles en la piel del universo?

Un ser tomó aguja y tinta y se puso a dibujar pacientemente infinidad de criaturas en su piel, y de ese acto artístico todos vinimos.

El tatuador es un dios que pone a hablar a sus criaturas.

Un tatuaje es la voz de lo que siente el tuétano de los huesos y brota por la piel.

Al hacerse polvo nuestras ilusiones, sólo nos queda recordarlas entintadas en el cuerpo.


Tatuarse el nombre de otro en el cuerpo, como la placa de un auto, es aceptarlo como su dueño y decirlo al mundo.

Yo tatuaría en la piel el nombre de la mujer que me ha alimentado para exteriorizar mi amor por ella, y que allí permanezca grabado hasta que se haga polvo.

Tatuaré en mis costillas el nombre de Martha, la única mujer de cuya carne me he alimentado, que me ha protegido con su piel de mis fantasmas, que me ha sanado en mis enfermedades, incluidas las del miedo, que me ha regalado su trabajo sin chantajes.

San Luis Potosí, S.L.P., a 15 de julio de 2013.

La víctima

LA VÍCTIMA


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Sus colegas se burlan del muchachito, quien llora ante el cadáver de su primera víctima y le dicen que así es la existencia. Antes debió contratarse en el grupo criminal... sufrió hambre... fue echado de casa... escuchó pleitos a diario entre su padre y su madre... sufrió golpes e insultos... nació en un hogar cruzado en el corazón por la estaca del capitalismo.


San Luis Potosí, S.L.P., a 14 de julio de 2013.

La noche

LA NOCHE


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Ha avanzado la noche y con temor camino hacia la casa por calles desiertas y semioscuras. Avanzo con mis sentidos alerta. Cada noche suceden asesinatos y secuestros. Llego a una boca calle y escudriño entre las sombras a fin de mirar alguna amenaza detrás de los postes o escondida en las puertas. Camino aprisa tratando de alejarme y de llegar pronto a casa. Por fin llego. Mi nerviosismo me impide acertar en la cerradura hasta que logro abrir después de varios intentos. Cierro apresuradamente la puerta y con alivio siento el calor del hogar. Concentro mi oído y escucho unas pisadas que se alejan, hasta que se van ahogando en el dilatado silencio de la noche... pas... pas... pa... p...


San Luis Potosí, S.L.P., a 13 de julio de 2013.

En el parque

EN EL PARQUE


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza

ealvaradois@yahoo.com

El parque ha quedado desierto. Nadie hay excepto yo, que me dormí en una banca. Sólo muge el viento entre los pinos y su sonido parece el de gritos y risas de los niños. A pesar de que ellos ya se fueron, un columpio se mueve como si alguien estuviese en él. Quisiera estar seguro que es el viento quien lo mueve; que mi miedo a esta soledad me hace sentir una presencia en mi espalda y el crujir de hojas secas...


San Luis Potosí, S.L.P., a 13 de julio de 2013.

No te distraigas

NO TE DISTRAIGAS

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Mientras la bestia resuelle no podrás recostarte sobre el fresco y prometedor prado para disfrutar de las escenas del cielo ni distraerte con la actividad de las aves, porque siempre buscará exprimirte el último aliento o apropiarse hasta de lo que no debería de tener dueño.

San Luis Potosí, S.L.P., a 13 de julio de 2013.

jueves, 11 de julio de 2013

El pueblo cuachichitl

EL PUEBLO CUACHICHITL

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Hace apenas unos años, no sé cuántos, de pronto comencé a oírlos entre los árboles, a chismorrear con un lenguaje musical, desmintiendo versiones de sabios que les negaban capacidad de hablar. Yo no los había oído hasta cuando comencé a atender los sonidos de los diferentes pueblos del planeta; y de pronto oí sus chismes, pronunciados con armónicas en la garganta, parados muy altivos, muy vivaces, muy orondos, en los alambres de la luz y en las antenas de televisión. Fue hasta entonces que supe que ellos son la mítica nación de los cuachichiles, aquellos de cabeza roja de quienes con respeto y cierto miedo hablaban los nahuas, que debieron convertirse en pájaros para sobrevivir al exterminio español.

San Luis Potosí, S.L.P., a 11 de julio de 2013.

sábado, 6 de julio de 2013

Matemos a la bestia

MATEMOS A LA BESTIA

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Debería de ayudar a liberarnos.
Colaborar en la destrucción de la bestia.
Mostrarnos que en la dictadura de la mercancía nadie es libre.
¿Acaso no sabemos que mientras haya opresores habrá oprimidos?
¿Ignoramos que mientras respire el afán de posesión pateará el impulso de esclavitud?
¿Acaso no comprendemos que el trabajo compartido y la renuncia de las cosas inútiles son el comunismo?
¿No hay mujeres que convierten a sus hombres en burros de trabajo y viven como prostitutas por un carro?
Hay que matar a la bestia que nos seduce a cometer abusos y traiciones.
Que nos lleva a hacer del otro un medio para llegar a nuestros fines.
Hay que descuartizarla porque nos hace apetecer las cosas muertas.
Curarnos de su aliento que nos transforma a todos en gandallas.
Sólo así podría la teoría comunista y del género ayudar a liberarnos.

San Luis Potosí, S.L.P., a 6 de julio de 2013.

Si algo me remputa

SI ALGO ME REMPUTA


(Todos los derechos reservados) 

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com
 

Si algo me remputa es la injusticia.
No sólo aquella que nace de la explotación del hombre por el hombre.
De aquella que surge de la sangrienta conquista de un pueblo en desventaja.
De la cosificación de la mujer como olla de cocina.
De su bestialización como burro de planchar.
De la miseria a la que el capitalismo condena a familias, a los niños y a la juventud.

Si algo me remputa es la injusticia.
Pero más aquella que nace del mismo centro de la idiotez humana.
Del padre inseguro que encierra a sus hijos en un departamento del tamaño de un huevo.
Y les prohibe correr libres detrás de una pelota o andar en bicicleta bajo la lluvia.
De la madre perversa que a su propia hija esclaviza o hace su sirvienta.
Y mueve su bondad con hilos, diciéndole que es su mano derecha.
Del matrimonio que impide a sus hijos gozar cada minuto, mientras la Tierra gira en su eje y da vueltas al sol.

Si algo me remputa es la injusticia, aquella que surge de la criminal producción capitalista.
Pero más que esa me remputa aquella que surge del centro mismo de la idiotez humana...

San Luis Potosí, S.L.P., a 6 de junio de 2013.

miércoles, 3 de julio de 2013

Compasión

COMPASIÓN

(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


La gente de mi tierra es bien extraña. Pueden ver a una mujer con su hijo en brazos que les implora por unas monedas o un muchacho que les pide para un taco y a ninguno darles algo. En cambio miran compadecidos a los borrachos, tumbados en el piso con los pantalones orinados, y les regalan sus monedas para comprar más alcohol. De veras que no entiendo a la gente de mi tierra.

San Luis Potosí, S.L.P., a 3 de julio de 2013.

martes, 25 de junio de 2013

Corredores

CORREDORES
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Hace horas que quienes competían en el marathón por dinero terminaron su carrera. Sin embargo, desde mi ventana sigo viendo personas que golpean sus huesos contra los duros e irregulares adoquines, imagino como crujen rodillas y tobillos, siento su flagelo en mis caderas. Van a punto del infarto, meneándose lastimosamente, con el dolor expuesto en la cara. Esas personas no compiten por dinero. Corren estimulados por la imagen de sí mismos, inscrita por una razón sólo por ellos conocida en algún profundo rincón de su cabeza, aunque también quizás sea completamente inconsciente. A esa imagen le llaman meta.


San Luis Potosí, S.L.P., a 25 de junio de 2013.

Nectario

NECTARIO
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Si toda intervención humana es una modificación del orden de las cosas, ¿qué hacer con el nectario de colibríes en la ventana? ¿Privarme del único pedazo de naturaleza que aún disfruto en esta ciudad envuelta en nubes de monóxido de carbono y otros gases industriales? ¿Dejar que esas pequeñas criaturas vuelen por el mundo conforme a la temperatura de los vientos y vivan o sucumban, según sus propias capacidades? ¿Acostumbrarme a su ausencia a cambio de la certeza de que su deseo de llenar sus venas con azúcar les llevará a buscar desesperados bosques cada vez más raros? ¿A llevarse mis segundos de asombro de las mañanas en sus nerviosas alas?

San Luis Potosí, S.L.P., a 25 de junio de 2013.

domingo, 23 de junio de 2013

Guacamayas en el centro de San Luis

GUACAMAYAS EN EL CENTRO DE SAN LUIS
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Guacamayas vuelan por el centro de San Luis, obstinada resistencia de vivir en un sitio donde hay autos y cemento en vez de ríos y de bosques aunque fuesen de garambullos y de cardos; quitan algún dátil de las contadas palmeras que igual de tercas sobreviven, beben agua de fugas o depósitos abiertos, roban huevos a los cuervos. Guacamayas vuelan por el centro y lo hacen gritando con fuerza para informar al paso su presencia, causando admiración entre caminantes con ojos clavados al suelo y el pensamiento atrapado por las deudas financieras, mientras no tropiecen con un niño armado por una piedra y una resortera, o alguien con deseos de enjaularlas o un gato travieso que de un manazo las acabe. ¿Por qué no escapan a las barrancas del sur, hacia esos fascinantes y desconocidos paisajes azules? ¿Acaso también sucumbieron a la fascinación de este lugar horrendo que es la ciudad y duermen entre la melena con horzuela de una palmera infectada que no tardará en fallecer, mecidas por el feroz ruido de los antros? La tranquilidad de los montes vecinos en nada atrae a las guacamayas que vuelan por el centro, enfermas de ciudad como nosotros. Adictas al humo y a los gases tóxicos, al febril movimiento de humanos y de coches.

San Luis Potosí, S.L.P., a 23 de junio de 2013.

Canasta de frutas

CANASTA DE FRUTAS
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

No hay frutos más dulces que las ciruelas en la canasta de tus pechos, en donde encuentro infinidad de jugos y sabores, hay de mango, melones y sandía.

San Luis Potosí, S.L.P., a 23 de junio de 2013.

Barco de papel

BARCO DE PAPEL
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

En un barco de papel, un escarabajo verde condenado a volar atado por una de sus patas a un hilo, el tieso lomo de montañas azules en el horizonte, el sabor a tierra en la garbanza y la pingüica transportado en el canasto sobre la espalda de un encorbado y viejo campesino, los pies descalzos sacudiendo el charco, la competencia de corcholatas rellenadas con lodo en el quicio de la banqueta, navegan imágenes de una niñez inocente de la real naturaleza de este mundo, deslizándose en el mar de mis pupilas.

San Luis Potosí, S.L.P., a 23 de junio de 2013.

Debería vengarse

DEBERÍA VENGARSE
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Debería bajar rodando acelerada el agua, venir de los montes a vengarse, una bestia desatada, arrastrando con ella hojas, piedras y porquería, llevándose de un manazo a quienes la violaron, a quienes la ofendieron, a quienes la ensuciaron, azotando impávida sus cráneos, debería librarse de esta terca infección que la amenaza.

San Luis Potosí, S.L.P., a 23 de junio de 2013.

lunes, 17 de junio de 2013

Corren al éxito

CORREN AL ÉXITO 
(Todos los derechos reservados) 

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com


Veo a las personas de nuestro tiempo espoleadas por la idea del éxito, correr frenéticas hacia él para poseerlo y presumirlo, sin mirar los pequeños detalles que hacen de nuestras existencias algo maravilloso, como un café con los amigos, un martini con quien amas o recostarte sobre el pasto a contemplar las nubes y oír el diálogo de los pueblos de árboles y de pájaros.

En la fragorosa búsqueda del éxito, las personas de este tiempo andan en autos de sillas de piel y fina ingeniería, comen jamón sabor de avellana de brumosas montañas ibéricas, toman whiskey Old Parr y participan del dolor de los magnates a quienes con todo respeto mandan coronas de muerto. Así se hacen morcilla, varicosas, con el hígado cocido, fofas. Y mueren luego de gastar su fortuna en cirugías.

Corren tan rápido al éxito que se pierden de las gotas del rocío en la arboleda, del ansioso vuelo del colibrí tras las flores y del uniforme desfile de la hormiga obrera con sus morusas de harina entre los dedos.

Hermanos, no corran tan rápido hacia el éxito, que mi andar es lento y con las cosas más pequeñas me entretengo.

San Luis Potosí, S.L.P., a 17 de junio de 2013.

domingo, 16 de junio de 2013

Padre ausente

PADRE AUSENTE
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Dios es la imagen del padre ausente: nos hizo a su imagen y semejanza y ahí nos dejó aventados.

San Luis Potosí, S.L.P., a 16 de junio de 2013. 

Te recuerdo padre

TE RECUERDO PADRE
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Padre, extraño tu olor a trabajo y a humo de cigarro.
Tus cuidadosos pasos al volver de madrugada.
Tus monedas para comprar dulces e historietas.
Tu silencioso perdón a mis palabras.
Tus maneras de encontrar felicidad en la modestia.
Pero más que todo eso extraño tus consejos y apacible presencia a mi lado.

San Luis Potosí, S.L.P., a 16 de junio de 2013.

¿Qué festejas padre?

¿QUÉ FESTEJAS PADRE?
(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com
 
Ahí estás padre con el estómago ulcerado por el resentimiento, con la voluntad atrofiada por la cobardía, con la frente navajeada por innumerables derrotas.
¿Qué festejas mientras tu hijo sufre?
¿Qué festejas mientras tu hijo es amenazado?
¿Qué festejas mientras tu hijo anda entre peligros sin que tú lo hayas evitado?
¿Qué festejas, padre?
Acaso nomás que eres padre.

San Luis Potosí, S.L.P., a 16 de junio de 2013.

sábado, 15 de junio de 2013

Amor en la tempestad

AMOR EN LA TEMPESTAD


(Todos los derechos reservados)

Eduardo José Alvarado Isunza
ealvaradois@yahoo.com

Nuestras ilusiones producen las nubes y no el agua vagabunda de los mares.

Los truenos electrizan el alma y muestran su existencia.

Un sol barrigón se acomoda a mitad del cielo y se pone a embarazar nubes de una en una.

Moja la lluvia los áridos suelos del olvido y su milagro consiste en sacar vida donde hay muerte.

Escurren los vidrios agua de los recuerdos.

La lluvia moja las plantas de los rincones olvidados.

La lluvia abre pétalos con el filo de sus cristales y moja los ojos con un trapo empapado en música.
Florean y se hinchan los rosales del olvido, con todo y pétalos y espinas, con la lluvia de la noche.

La lluvia trae historias de muerte al caerse el cielo.

Empapa el cielo a la noche y a ella le crujen los huesitos.

Nomás la noche nos dirá a qué se debe su rugido y su aguacero. Mientras podemos adivinar.

El agua de lluvia limpia las costras de los sentimientos.

Bajo la tempestad sólo se escucha el diálogo de los amantes.

La temible noche hace huir al sol cobarde, lanzándole estruendosos rugidos por su boca.

Mamá tiene un cántaro de lluvia en el útero para mecernos.

La lluvia es la canción de mamá cuando nos carga con sus brazos líquidos.

En la tempestad los amantes andan lento, mientras los demás se protegen de las astillas del cielo.

Hacer el amor es escribir un poema en el libro de los cuerpos y sólo de esa escritura es de cuanto somos dueños.

Sol y nubes hacen su romance, mientras las personas escuchamos espantados el crujir de vertebras y la explosión de quejidos.

Sol y nubes hacen hijos de luz y agua, mientras las personas piensan en pagarés y letras de cambio.


Descienden las bailarinas del cielo y danzan con sus largas piernas en mi cuerpo.

Hay un naufragio al reventarse las nubes en mi cabeza.

¡Qué importa comprar otros zapatos si con ellos he jugado en los charcos del comienzo!

El baño de lluvia anima hasta a los más tiesos al abrazo.

El amor escurre a gotas por las piernas, rueda en almíbar por las venas, empapa los interiores, inunda y tuerce el cuerpo al eyacular el cielo.

El orgasmo es ruidoso y veloz como un rayo en el cielo. En cambio, el amor es calmo y duradero como la lluvia.

En las tierras del Trópico de Cáncer sólo hay queja del sol, porque cuece el cerebro y hace de la gente un cascarón.

GASTRONOMÍA

El amor es también una experiencia gastronómica.

Detrás del amor más intenso bate el deseo de comerse al otro.

Nada más sabroso que unas tibias y olorosas patitas en la cama.

El amor puede presentarse en la forma de chocolate oscuro o de chocolate blanco.

Quienes han probado dicen que lo más rico del amor sabe a leche con azúcar.

Cómeme, lámeme, chúpame, muérdeme, el cuerpo es un barquillo de fresa, unos chiles en nogada y unos duraznos en almíbar.

Comer testículos verdes y amantecados a diario, en bolillo, en tortilla, con totopos, aumenta el poder sexual.

El amor se siente en la boca y dan ganas de comerlo o vomitarlo. Sabe a miel, a vainilla, a leche, a carnitas... a veces a estafiate o bilis.

Quien gusta de comer pies halla tamales de frijol en quienes ama.
¿Verdad que el amor no es un ejercicio intelectual? Yo digo que es un banquete de carne cocida al vapor.

Una mujer dormía con su marido muerto y cada noche le daba un pellizquito para alimentarse de su amor.

EXTREMIDADES

Dormir con el cadáver del marido más de un año y cada noche rezar a dios para revivirlo eso es amor y lo demás es tedio.

La mujer durmió con su marido muerto más de un año, porque era mayor su miedo a perder la pensión que a pasarla con un cadáver mal oliente.

Del marido muerto ella copió las manos en cera para venerarlas y el olor lo tenía de los cabellos y el sudor de la almohada.

¿Debería preguntar a mi mujer si ella también dormiría con mi cuerpo sin vida o será mejor esperar una sorpresa?

Mi mujer no dormiría con mi cadáver, pues si de algo respinga es del mal aroma, aunque podría untarme desodorante.

San Luis Potosí, S.L.P., a 10 de junio de 2013.